Mis Viajes Uncategorized

FARO – La encantadora y amable capital del Algarve portugués

Bien te desplaces en avión o bien lo hagas por carretera, la capital del Algarve portugués te recibirá amable y con su encanto habitual, en ella se respira una paz que en pocos lugares se encuentra. Verás que la ciudad de Faro está protegida del mar por el Parque Natural da Ria Formosa, un cojunto de marismas, lagunas de agua salada, dunas y playas que hacen de Faro el lugar perfeto para el reposo de las aves en sus migraciones. Pero además de esta maravillosa oferta natural tenemos que sumar los diversos recursos turísticos que tiene Faro como el Arco de la Villa (estilo neoclásico), el Museo Regional del Algarve, la Catedral Se Gótica y un casco antiguo que invita a perderse sin rumbo mientras te deleitas viendo la arquitectura de sus casas tan típica del sur de Portugal. Todo esto hará de  esta escapada a Faro una de las más memorables!

         

La gastronomia es otro de los puntos fuertes, una mezcla de mar y tierra que te invito que pruebes en la Marisquería Faro e Benfica, uno de los restaurantes tradicionales de Faro localizado en pleno puerto deportivo. El pulpo al horno (pulpo al lagareiro) o el filete de atún con tomate, son 2 de las especialidades de esta zona, que te recomiendo tomes junto con un vino de la región (aqui también te recomiendo hacer una Ruta Enológica en el Algarve, pincha y verás!) y termines con un Dulce Don Rodrigo, hecho con almendras y yemas de huevo. Riquísimo todo!

            Resultado de imagen de pulpo al horno algarve"Resultado de imagen de palacio de estoi"

Por último te recomiendo que te alojes en el Hotel Faro, una joya de 4 estrellas localizado frente a la marina desde donde podrás pasear al centro histórico y por último ver uno de los mejores atardeceres de la ciudad desde su terraza.

 

¿A qué esperas para descubrir Faro? Escríbeme si quieres más recomendaciones como estas!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply